Historia de los dos que soñaron


Cuentan hombres dignos de fe que hubo en El Cairo un hombre poseedor de riquezas, pero tan magnánimo y liberal que todas las perdió menos la casa de su padre, y que se vio forzado a trabajar para ganarse el pan.



Trabajó tanto que el sueño lo rindió una noche debajo de una higuera de su jardín y vio en el sueño un hombre empapado que se sacó de la boca una moneda de oro y le dijo:

"Tu fortuna está en Persia, en Isfaján; vete a buscarla".

A la madrugada siguiente se despertó y emprendió el largo viaje y afrontó los peligros del desierto, de las naves, de los piratas, de los idólatras, de los ríos, de las fieras y de los hombres.



Llegó al fin a Isfaján, pero en el recinto de esa ciudad lo sorprendió la noche y se tendió a dormir en el patio de una mezquita.

Había, junto a la mezquita, una casa y por decreto de Alá Todopoderoso, una pandilla de ladrones atravesó la mezquita y se metió en la casa, y las personas que dormían se despertaron con el estruendo de los ladrones y pidieron socorro.

Los vecinos también gritaron, hasta que el capitán de los serenos de aquel distrito acudió con sus hombres y los bandoleros huyeron por la azotea.



El capitán hizo registrar la mezquita y en ella dieron con el hombre de El Cairo y le menudearon tales azotes con varas de bambú que estuvo cerca de la muerte.

A los dos días recobró el sentido en la cárcel. El capitán lo mandó buscar y le dijo:

"¿Quién eres y cuál es tu patria?"

El otro declaró:

"Soy de la ciudad famosa de El Cairo y mi nombre es Mohamed El Magrebí".

El Capitán le preguntó:

"¿Qué te trajo a Persia?"

El otro optó por la verdad y le dijo:

"Un hombre me ordenó en un sueño que viniera a Isfaján, porque ahí estaba mi fortuna. Ya estoy en Isfaján y veo que esa fortuna que prometió deben ser los azotes que tan generosamente me diste".




Ante semejantes palabras, el capitán se rió hasta descubrir las muelas del juicio y acabó por decirle:

"Hombre desatinado y crédulo, tres veces he soñado con una casa en la ciudad de El Cairo, en cuyo fondo hay un jardín, y en el jardín un reloj de sol y después del reloj de sol una higuera y luego de la higuera una fuente, y bajo la fuente un tesoro.



No he dado el menor crédito a esa mentira.

Tú, sin embargo, engendro de mula con un demonio, has ido errando de ciudad en ciudad, bajo la sola fe de tu sueño.

Que no te vuelva a ver en Isfaján. Toma estas monedas y vete."


El hombre las tomó y regresó a su patria. Debajo de la fuente de su jardín (que era la del sueño del capitán) desenterró el tesoro.

Así Alá le dio bendición y lo recompensó.


Buen fin de semana .. Nos seguimos viendo




Libro de relatos "historia universal de la infamia".. Autor: Jorge Luis Borges.

Felicidades a todos las Carmenes.. besotes

Gracias por el cariño que me dais día a día... besotes para todos.


Y vamos camino de los cuatro años !!

Share this:

, ,

COMENTARIOS

30 comentarios:

EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA dijo...

Bonito cuento para irse a dormir.

Feliz fin de semana.

Marpin y La Rana

Winnie0 dijo...

Me encantó.....me voy a dormir y soñaré con ello mejor que con mis pesadillas habituales. Un beso

Luna dijo...

Perseguir un sueño y ver que se cumple. Un gran relato. Y a soñar!

Un saludo enorme, Balovega. Buen fin de semana.

Adrián J. Messina dijo...

Un cuento maravilloso con un bello mensaje, fluído y atrapa instantaneamente.
Un abrazo grande Balo.

♥♥♥ M @ r Y ♥♥♥ dijo...

Un bello cuento.
___ | //
____( @ @ )
ooO__(_)__Ooo____
___|___|___|___ ESPERO QUE ESTES
_|___|___|___ MUY BIEN
___|___|___|___ Y ESPERO UNA VISITA A MI BLOG!!

Fiaris dijo...

Bello cuento bella amiga. beso

Mariela Marianetti dijo...

Me ha encantado, Balovega. Felices vacaciones. Un cordial saludo.

Jota Mate dijo...

A veces un sueño puede hacerse realidad. ¡Qué importante es soñar!
Besos de sábado a la mañana.

Logio dijo...

¡Curioso cuento!
Si, si no persigues tus sueños jamás los alcanzarás.

Canoso dijo...

Bonita historia Balovega, buen fin de semana.

Un besote

mis letras dijo...

Precioso el cuento, la moraleja que saco,es que el tesoro lo tenemos nosotros mismos, aunque tu protagonista tuvo la valentía de seguir su sueño. Un fuerte abrazo.

RAMPY dijo...

Un relato muy bello. Gracias por compartirlo.

Felipe dijo...

Un hermoso cuento o leyenda.El coraje de creer en lo sueños,a veces,es un acto de humildad.

Un fuerte abrazo y feliz día

Temujin dijo...

Los tesoros muchas veces los tenemos a mano, y no sabemos o no queremos buscarlos...

Meret dijo...

Una historia realmente preciosa.

Feliz fin de semana.

BS

Merchi dijo...

Como decìa José Angel Buesa...Soñar es ver la vida de otro modo. Y es olvidar un poco lo que realmente es.

besos preciosa.

Jose Jaime dijo...

Muy bonito el cuento, me ha gustado.

Abrazo

escuchando palabras dijo...

maravilloso!!! besos y q tengas un bello finde

Cantares dijo...

Precioso.
Que tengas un bello fin de semana
Besos

José Antonio del Pozo dijo...

Hola, Balo: o sea que Alá escribe también con renglones torcidos. Este Borges, qué cráneo.
Felices vacances.
Saludos blogueros

Clariana dijo...

Es un cuento precioso que da mucho que pensar. Hay personas que son un poco así, como la del sueño y al final parece que su confianza en la vida, en sus mensajes, les lleva a buen puerto.
Otras más desconfiadas, más de vuelta de la vida, que también van siguendo su curso, pero sin demasiadas esperanzas de lo que ésta les pueda aportar, y van llegando a puerto también pero quizás tienen que dar más vueltas.
Felicidades por tus tres años de permanencia en el blog, siempre aportando alegría, arte, poesía y tantas cosas interesantes.
Un abrazo.

mamen dijo...

Porque la vida es sueño, y los sueños, sueños son, un relato muy bonito con moraleja, un beso preciosa

Millz dijo...

Aunque en estas vacaciones de julio no salgo, Balo, igual en mi casa hay pequeños turistas que se rotan,Un abrazo, dulce amiga.

Siendo de Borges, resulta insuperable. Gracias por traer estos textos a tu Blog y compartirlos.

Maribel dijo...

Me ha encantado el relato, Balovega.
Que tengas feliz verano.

Un abrazo.

rosscanaria dijo...

Estupendo relato mi niña, me ha gustado montones.
Besitos de lindo fin de semana TQM Balo,

Mª Pilar dijo...

A veces tenemos el tesoro al alcance de nuestras manos y no sabemos verlo.
Bonito cuento

Un beso

Pilar

MariluzGH dijo...

Un motivo más para leer a Borges :) gracias por "desasnarme" y darme motivos para sonreír

buenas noches

pd. ya estoy de vuelta en casa y poniéndome al día :)

Gamar dijo...

Buen cuento. Creo que aunque no hubiese tesoro debajo de su fuente, volver a su casa ya era un buen premio.
Besos

Javier dijo...

Hay una cosilla que estropea este cuento: la frase que dice que la casa del personaje era la del sueño del capitán, pues eso tiene que deducirlo el lector. Por cierto, no habría estado mal que en la noche de su llegada a Isfahán el protagonista hubiera coincidido con el criado de cierto mercader de Bagdad...
En fin, de cualquier modo es un cuento magnífico, con mucha miga. Borges siempre sorprende, de un modo u otro.

dong dong23 dijo...

coach outlet store online
new balance outlet
adidas ultra boost uncaged
longchamp outlet
christian louboutin sneakers
cheap jordan shoes
tory burch handbags
coach outlet store online clearances
puma sneaker
ralph lauren shirts
2017.3.3chenlixiang

Publicar un comentario