Un buen Alcalde debería..



Poseer cultura, don de gente y lectura.
 
Sencillez, prudencia, templanza y fortaleza.

Ser  trabajador y tener dedicación plena.

Ser honrado y humilde.

Atender a sus conciudadanos absolutamente igual en el trato y en lo económico. Cual sea su condición o ideología.
 
Administración clara, abierta a todos, sin derroches y con prioridad a las primeras necesidades.

Impulsar  la cultura, las artes, los oficios y el deporte.
 
Su firme propósito ha de ser... dirigir al pueblo hacia el bien, la justicia y felicidad.

Ha de obrar siempre con justicia, así, sus conciudadanos estarán obligados moralmente a ser justos.

Actuar con mucha paciencia y comprensión ello le ayudará a ser:      
UN BUEN ALCALDE

Sabido es que el individuo ha de realizarse en una sociedad justa, si es así, podrá alcanzar la felicidad de una vida colmada.
Para ello, esta sociedad ha de estar regida por hombres o mujeres plenamente justos.
La holgazanería, la crítica injusta y sobre todo la envidia, jamás nos llevará a buen puerto, tengamos el dirigente que tengamos.
Es imposible estudiar a la persona sin estudiar a la vez, el pueblo del que forma parte. Mientras más mejore este, más se engrandecerán sus habitantes.

Sócrates decía: En el más acá cotidiano cada uno escoge su actuación, y el que es consciente sabe que sólo el hombre justo es feliz.

De nada sirve jurar el cargo si no se tienen ideas para poner en práctica y, sobre todo, mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y mantener limpiar y resplandeciente la Ciudad. 


Buen fin de semana .. 
Nos seguimos viendo.. !!

Share this:

COMENTARIOS

1 comentarios:

Publicar un comentario