La Mariblanca viajera


En Madrid hubo una fuente llamada la Mariblanca
fuente más bonita que ella nunca la tuvo una plaza
En su pilón noche y día un reloj se reflejaba
era el reloj que en Madrid marca las horas de España.

Los relojes tienen alma por lo cual se enamoró
de la bella Mariblanca y un día se equivocó
Era severo y anciano el señor corregidor
y prendió a la Mariblanca con el máximo rigor.

Y el reloj desde entonces al dar la hora
no se sabe de fijo si toca o llora
Y al dar la hora, y al dar la hora
no se sabe de fijo si toca o llora si toca o llora



De noche cuando a las doce sus manecillas levanta
parece que pide al cielo que vuelva la Mariblanca
Y luego a las 6 y media en la alta madrugada
al dirigirlas al suelo parece que es que la aguarda.

Y empinándose en su torre ve venir un resplandor
piensa que es la Mariblanca y lo que viene es el sol…
Por eso le pide el pueblo al señor corregidor
que vuelva la Mariblanca para la Puerta del Sol.

Y el reloj desde entonces al dar la hora
se ha de ver claramente que ya no llora
Y al dar la hora, y al dar la hora
se ha de ver claramente
que ya no llora, que ya no llora





Cuídense del frío .. Nos vemos !!


La Mariblanca interpretada por Olga Ramos.
Mazurca, letra de Francisco de la Vega.
Vídeo prestado por YouTube
.

Share this:

, ,

COMENTARIOS

24 comentarios:

Cantares dijo...

Precioso tu post!!!
Besotes

Anjanuca dijo...

Me encanta cuando nos cuentas cosas de tu Madrid. Da igual que sea en prosa o en verso.

Besucos.

TR dijo...

Bella historia que no conocia.
Un abrazo

Julio dijo...

Está lindo lo de la Mariblanca, ¡todos los días algo nuevo! Un besote

Tani dijo...

Querida Balove, no conocía esta letra y solo puedo decir que es primorosa. Muchas gracias por compartir

Montse dijo...

GRACIAS PORDARNOS A CONOCER HISTORIAS TAN BONITAS. besitos.

Angel_Negro dijo...

Gracias por entrar en mi alma y dejar unas palabras.
Nunca te acostaras sin saber algo nuevo, el amor, dulces palabras con las que crear en manos de un poeta.
Besos...

Alijodos dijo...

que bonita la cancion...un abrazo balovega...

El Ente dijo...

eres única enseñandonos Madrid!!!

besos!!!

Felix Casanova Briceño dijo...

Hola Balovega¡

Que bonitooo. El reloj lloraba y por fin dejó de llorar y la Mariblanca un fuente hermosa. Pero lo mejor de todo es tu descripción, en forma de letras hermosas y excelentemente concadenadas, con pasión y amor en lo que pones.

Un abrazo

anabel dijo...

Oh, ¡qué bonito!, jo, ¡y cómo me haces añorar Madrid!, donde viví catorce años. Qué ganas de escaparmeeeeeeeeeeeeeeeee.

Besotes.

joselop44 dijo...

Es una historia preciosa la que nos has contado en tan bellos versos.
Un abrazo

josefina dijo...

Muy bonitos versos.
Un besito

fiaris alfabeta dijo...

muy bonita tu nota hoy,cariños

Dean dijo...

Nombrada dama de honor de la ciudad, te entrego las llaves en agradecimiento por mostrarla al mundo y por rescatar cada día una parte de su cultura.
Un saludo.

Suso dijo...

Muy original y acertado, me sorprendió mucho..
besos

Jose Jaime dijo...

Muy bonita la canción y la letra, me gusta mucho.

Abrazo

rosscanaria dijo...

Otra de tus historias de este amado Madrid, gracias por contárnoslas.
Un cariñoso abracito Balo,

ONUBIUS dijo...

Hay canciones que por antiguas no siempre se les presta la atención debida, sobre todo como esta, de unas letras magistrales que acompañan al recuerdo de un Madrid que se diluye de poquito a poco, fue un placer tu rescate en la memoria...

Abrazzzusss

Leodegundia dijo...

Madrid y sus muchas historias y esta de la Mariblanca y el reloj es muy bonita.
Un abrazo.

anapedraza dijo...

¡¡PRECIOSO!!

¡Un beso!

Miguel

La Gata Coqueta dijo...

Gaviota quisiera ser
trazando siluetas
en el azul del cielo
tornasolado.

Para acercarte
las ilusiones cultivadas...
intentando que
este fin de semana
sea más brillante
que el anterior.

María del Carmen

Julia dijo...

Pues no tenía ni idea, gracias por contar.
Saludos y buen fin de semana.

Joaquinitopez dijo...

Olé mis niñas: Mariblanca, Olga y Balovega. Precioso, casi me ha emocionado pero es que a mí cualquier cosa que pase entre el Manzanares y El Prado me altera los pulsos.
Un chulesco abrazo

Publicar un comentario