domingo, 14 de diciembre de 2008

El origen de las calles de Madrid - I -


El origen de los nombres de las calles de Madrid y sus placas, es algo que siempre me ha interesado, por ello vamos a caminar por algunas de estas arterias o travesías madrileñas, e iremos conociendo su historia y sus anécdotas.



Esta situada en pleno Madrid de los Austrias, es una calle estrecha con un claro desnivel salvado por unas escalinatas y cierta vegetación que corresponde a un pequeño jardín que hay delante de una de las casas de esta calle. El nombre actual es en honor al rollo jurisdiccional de la Villa, que estaba ubicado en este lugar.

En su origen se llamó Calle de los Arcos en su parte inicial, y Calle de la Parra en su último tramo, en clara referencia a los frutos plantados en el lugar. Al parecer y como cuenta la historia, la parra fue un quebradero de cabeza para el maestro López de Hoyos, quien en su estudio cercano en el Pretil de los Consejos, veía como sus alumnos hacían novillos para robar la fruta de este arbusto. Uno de estos alumnos a quien castigó en repetidas ocasiones, fue al mismo Cervantes.




Es la entrada al Madrid árabe, y el origen de su nombre es de la época musulmana, en donde se cree tuvo lugar su sede el Tribunal Árabe de la Morería, cuando Madrid era Mayrit, la ciudad árabe fundada en el siglo IX. Cuentan que no está claro si el nombre de esta calle proviene del árabe Alamud* (Tribunal musulmán). Al cristianizarse el término derivó en Alamillo.

En la época medieval era bastante importante al encontrarse en ella el Ayuntamiento y celebrarse importantes fiestas. Hay crónicas que informan que en una de las fiestas, el Cid alanceo un toro tras ser la ciudad reconquistada por los cristiano.

Debajo de esta plaza hay gran cantidad de pasadizos que datan de la época árabe, y que tienen su origen en la Calle Segovia a la altura del actual Viaducto y Casa del Pastor.




Junto a la Plaza del Alamillo se encuentra esta calle, que no fue nombrada así por los encierros que en siglos pasados se celebraron en ese barrio, sino porque cuentan que uno de los vecinos de la calle colgaba de su ventana unas astas de toro, con el fin de atemorizar a los transeúntes, imitando el bramido del animal.





Fue el Marqués de Grafal quien le dio el nombre, por la forma acodada del trayecto. Las primeras construcciones de esta calle se remontan al 1708, momento en el que se autoriza a Lorenzo Mateu y Villa para urbanizarla. La calle parte de la Plaza del Conde de Miranda, para acabar en la Plaza de la Villa. Hay varias e importantes construcciones a lo largo de su corta travesía. Allí donde se acaba la calle, se encuentra la Torre de los Lujanes. Se dice que en esta torre estuvo prisionero el Rey Francisco I de Francia, por orden de Carlos I.

Y aquí y por el momento, vamos a finalizar esta andadura por el Madrid de los Austrias y sus orígenes callejeros, más adelante iremos descubriendo la historia de otras calles madrileñas y sus placas, sorprendiéndoles con las más interesante y curiosas de aquella época.



*Alamud: palabra que viene del árabe y significa barra.
Información recogida de Historias de Madrid, EsMadrid y Wikipedia.
Autor de las fotografías: YOel Almaguer - Balovega

14 comentarios:

Merchi dijo...

Ese es el Madrid que me gusta a mi. Con sus calles estrechas, pavimentadas con losas de piedra, y balconadas negras de hierro. El Madrid de las hermosas farolas, y placas con el nombre de sus calles inscritas en piezas de azulejo.

Feliz día Balo, un post precioso.

Besazo muasss.

Alundra dijo...

Qué bonito... interesante la entrada... así sabremos un poco más sobre los orígenes de esos nombres.. esos pequeños detalles a los que habitualmente no prestamos atención, pero que todos tienen su razón de ser, jejejej

Seguiré con interés el resto de las calles...

Chaíto...

Sandra... dijo...

Qué interesante Balo!! Yo adoro esas callecitas (como la del toro) con escalinatas.. me parecen de cuento! Eso sí, si llegaba a escuchar el bramido del toro, bien que hubiera corrido!!!!
Gracias por darnos este paseo virtual.. lo aprecio mucho!
Un beso y buena semana♥♥

Moisés Pellicer Carrasco dijo...

Que buena esta entrada Balovega, me encanta. Te la has currado muy bien. Fotos bonitas, buenos comentarios. Ademas, soy un apasionado de Madrid. Las veces que he estado por esa magnífica ciudad, siempre me ha sorprendido algo.
saludos

Pilar dijo...

Me ha parecido muy interesante ¡cómo siempre!.
Algunos de tus post han sevido a algunos de mis alumnos para algún trabajo de esos que encargamos los profes. Gracias y un beso enorme

Anjanuca dijo...

¡Ah! cómo me gustan estas cosas.

Hace tiempo yo puse una entrada sobre la calle de los libreros de Madrid.

Sigue con estas cosas Balovega, cómo he disfrutado.

Un besuco.
Anjanuca

Balovega dijo...

Ese es el Madrid que siempre me ha gustado Merchi, y los orígenes de los nombres de sus calles algo que me atrae mucho Alundra, y si, parece un cuento que estoy segura que todas hubiésemos querido vivir Sandra, claro sin ese muchacho que asustaba a sus vecinos, jjej..Si amigo Moises, no creas que ha sido fácil encontrar información de las calles, pero con ilusión todo se consigue. Pilar, que hayas elegido alguno de mis pots para algún trabajo que los profes dais a los alumnos, es un regalo que recibo con honor, pues nunca pensé que un pots de esta humilde morada llegara tan lejos. Los libreros que bella calle Anjanuca, y que hermosos libros, cuando era chica me encantaba acercarme a por allí a buscar algún libro y a curiosear...

Mis amigos les deseo lo mejor en esta semana, cuídense mucho y gracias por pasar a verme.. saludos y besotes a todos.....

Nerea dijo...

Balo cada día me sorprendes más.

No sabía ninguna de las anegdotas que cuentas, que son muy interesantes y variadas.

Jajaja me hizo gracia que Cervanes de los frutales.

Excelente post...sabes que te sigo aunque no publique post...estoy sumergida en mí, mis proyectos a ver si salen a delante.

Gracias por pasar por mi jardín y extrañarme jajja eres un cielo.

Miles de besos y abrazos!!! :)

Eulogio dijo...

Muy interesante.

Pilar dijo...

En particular el post de la Plaza Mayor fue muy útil para dos alumnos que hicieron una presentación en clase. ¡no veas cómo les quedó!
Un abrazo amiga

fred dijo...

¡Que Bella ciudad tienes Balo! Me encantan las calles cerradas, con escaleras, tan curiosas. Dan una sensación unica. Nunca he ido a Madrid, pero por acá, del otro lado, en Guanajuato, Mex., tambien hay unas calles bien parecidas.

Espero la segunda parte. Saludos, buen dia/noche.

Elenita dijo...

Ainsss los madriles!!! en na de na vuelvo por navidades y tu post me ha puesto los dientes largos!!
Y al ver el viaducto me he acordado de las historias que me contaba mi bisabuela...esos paseos por el madrid castizo!!

Skiel Groove dijo...

me encanta tu blog! :)
saludos,

Balovega dijo...

Gracias amigos por pasar a verme .. besotes

Publicar un comentario en la entrada